GINSENG, GINKGO BILOBA Y CEREBRO

comentarios (0) 2,825




visitas

October 9, 2013

El cansancio, la falta de sueño y el estrés de la vida actual impiden que el proceso intelectual se desarrolle de forma adecuada como hemos comentado en artículos anteriores.

Sin embargo, tanto el ginseng y como el ginkgo biloba contribuyen a mejorar nuestro rendimiento físico e intelectual.

El ginseng es un adaptógeno, es decir, una sustancia que ayuda al organismo a adaptarse a todo tipo de situaciones, regulando la secreción de adrenalina y de otros neurotransmisores según se necesiten. Razón por la cual es un buen agente antiestrés y antifatiga que aporta la energía necesaria para afrontar las situaciones difíciles de la vida diaria evitando a la vez caer en estados de nerviosismo. El ginseng aumenta el rendimiento físico y retarda la aparición de la fatiga gracias a la mejora de importantes procesos orgánicos como la utilización de la glucosa y la producción de ATP (energía para las células).

Las investigaciones clínicas sobre el ginseng han confirmado su acción tónica y revitalizante que se traduce en una mejora del estado físico e intelectual, tanto en personas jóvenes como en mayores. Según las alegaciones de la EFSA (Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria) el ginseng “ayuda a mantener una forma óptima, da sensación de energía y vitalidad, bienestar físico y mental”.

Por su parte, el ginkgo biloba también contribuye de forma positiva sobre la transmisión cerebral, además de mejorar la circulación sanguínea del cerebro incidiendo de forma beneficiosa en las capacidades cognitivas, aumentando el poder de concentración. Diversos estudios han demostrado el efecto beneficioso del ginkgo biloba sobre la memoria y las facultades de aprendizaje al aumentar la circulación cerebral y por tanto, el aporte de oxígeno y nutrientes esenciales a nuestro cerebro.

Según las alegaciones de la EFSA (Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria) el ginkgo biloba “es una fuente natural de antioxidantes; ayuda a mantener la memoria y al mantenimiento de una buena función cognitiva, puede ayudar al mantenimiento cerebral en las personas mayores; ayuda a un buen equilibrio mental y a la circulación periférica”.

Así que ya saben en períodos de cansancio físico y mental: ginkgo biloba y ginseng.

Hasta aquí nuestro comentario de hoy. Espero que les resulte útil.

¡Hasta la próxima!

JALEA REAL Y CEREBRO.

comentarios (0) 2,418




visitas

September 24, 2013

La Jalea Real es una sustancia cremosa producida por la abeja obrera con el fin de desarrollar y alimentar a la abeja reina. Como consecuencia de esta dieta de Jalea Real, la abeja reina normalmente crece un 40% más y vive 40 veces más que la abeja obrera.

La composición de la Jalea Real es tan única que no puede ser elaborada por el hombre en un laboratorio. En la composición de la Jalea Real encontramos casi un 60% de agua, azúcares, proteínas, lípidos, vitaminas B1, B2, B6, B5, B8, E , PP y ácido folico. Contiene además antibíoticos, gammaglobulina, albúminas, aminoácidos (arginina, valina, lisina, metionina, prolina,serina, glicina, etc.) y minerales como hierro, calcio, sodio, manganeso, cobre, potasio y zinc.

Uno de los componentes de la Jalea Real que pueden tener implicaciones para mejorar nuestra memoria y estimular la agudeza mental es la acetilcolina.

La acetilcolina fue el primer neurotransmisor que se descubrió. Se encuentra en el cerebro, médula espinal y en todas las zonas del sistema nervioso. Regula la memoria y se necesita para transmitir mensajes nerviosos de una célula a otra. Curiosamente, la Jalea Real es la única fuente natural pura de acetilcolina. Los niveles óptimos de acetilcolina en el cerebro están asociados con una mejor memoria, fluidez del pensamiento y mejor función cognitiva.

A su vez la Jalea Real resulta beneficiosa como estimulante, tonificante y reequilibrante del sistema nervioso, mejorando la concentración y potenciando los niveles de energía de nuestro organismo. Asimismo, sería aconsejable en todos los casos en que se requiera un soporte energético y reconstituyente así como una optimización de las funciones del organismo. Su gran tolerabilidad la convierte en un tónico natural indicado para todas las edades y en especial para los niños en sus momentos de mayor actividad tanto física como mental.

Espero que el comentario de hoy les sea útil.

¡Hasta la próxima!

Vitaminas y minerales para los exámenes de septiembre.

comentarios (0) 2,174




visitas

August 20, 2013

¿Te han quedado asignaturas pendientes de aprobar? ¿Tienes exámenes a principios de septiembre?

Los tres elementos básicos que favorecen un mejor desarrollo mental y mejoran la concentración son el fósforo, el magnesio y la lecitina de soja.

El fósforo es un mineral necesario para el buen funcionamiento cerebral y la salud en general. Los alimentos que contienen más fósforo son:

-          Quesos (desde 300 hasta más de 500 mg por cada100 gramos) a mayor curación más contenido en fósforo.

-          Sardinas (270 mg por cada100 gramos) y mariscos (200mg por cada100 gramos).

-          Chocolate (269 mg por cada100 gramos).

-          Huevo (210 mg por cada100 gramos) y yema de huevo (590mg por cada100 gramos).

-          Yogur (170mg por cada100 gramos) y leche (100 mg por cada100 gramos).

-          Cerdo, pollo o pescado (entre 100 y 160 mg de fósforo por cada100 gramos).

El magnesio contribuye a mejorar las funciones de memorización incidiendo favorablemente en nuestro equilibrio nervioso, ayuda a responder de forma positiva a situaciones de estrés cuando necesitamos concentrarnos como por ejemplo en el caso de los exámenes. Igualmente nos ayuda a mejorar la capacidad de aprendizaje y contribuye a disminuir el agotamiento intelectual. Las fuentes más conocidas de magnesio son el cacao, las semillas y frutos secos, el germen de trigo, la levadura de cerveza, los cereales integrales, las legumbres y las verduras de hoja. También lo encontramos pero en menor cantidad en carnes, lácteos y frutas.

La lecitina de soja ayuda a mejorar la memoria y la capacidad intelectual. Además la lecitina de soja tiene otras propiedades beneficiosas para la piel y las uñas.

Tampoco debemos olvidarnos del ginseng para mantener una forma óptima; nos aporta sensación de energía y vitalidad, contribuye a reducir el agotamiento tanto físico como intelectual y es por ello que resulta muy beneficioso en estados de fatiga y debilidad tanto física como mental.

Para los días de exámenes la vitamina C nos ayudará a combatir la angustia; en épocas de estrés es necesario producir adrenalina y eso se logra consumiendo mayores cantidades de vitamina C. Esta refuerza el sistema inmunológico y estimula la producción de hormonas. Las fuentes de vitamina C las encontramos en el melón, naranja, limón, kiwi, frutas rojas y vegetales de hojas verdes.

No obstante, en época de exámenes, y en contra de lo que apunta una creencia bastante extendida, no es preciso aumentar el aporte de calorías. Lo que se debe cuidar es el suministro de determinados nutrientes necesarios para el correcto funcionamiento del sistema nervioso (vitaminas del grupo B, la vitamina E  y minerales -potasio, magnesio y zinc- y oligoelementos -litio, silicio, selenio y cromo-). Porque, no lo olvidemos, están relacionados con la capacidad de concentración, la memoria, el rendimiento intelectual e incluso el estado de ánimo.

Así que ya saben a prepararse de forma sana y saludable para los exámenes de septiembre.

¡Hasta la próxima!

Siguiente »

Ginkgo

Menopausia